Sinusitis Vírica

La inflamación de los senos paranasales que conocemos como sinusitis puede en ciertas ocasiones ser causada por un virus.

Otras causas de la sinusitis pueden ser hongos, bacterias, o incluso una alergia severa.

Cuando eres afectado por un virus, el recubrimiento de las paredes internas de tu nariz y las cavidades nasales se inflaman y provocan más fluido de lo normal.

Si se trata de un resfriado común, tu nariz se congestiona, gotea durante un tiempo y luego la inflamación va cediendo a medida que la afección desaparece. Pero no ocurre igual si se trata de un virus causante de sinusitis.

En este caso la inflamación permanece y se bloquean las aberturas que normalmente hacen que los senos paranasales drenen su contenido hacia la parte posterior de la nariz.

En esos momentos las cavidades de los senos paranasales se llenan de fluido, se bloquean y no hay un drenaje apropiado.

Estos espacios perforados dentro de tu cara que han sido catalogados como frontales, etmoidales y maxilares, se obstruyen dramáticamente como parte de los síntomas de la sinusitis.

No existe un solo tipo de sinusitis, pues los síntomas pueden variar de acuerdo a sus causas y al lapso de tiempo que persistan las manifestaciones de la infección.

sinusitis virus

Síntomas Sinusitis por Virus

Sinusitis crónica. Sus síntomas son similares los de la gripe, padecimiento que casi siempre es producto de la infección por un virus. Aparece con congestión nasal, estornudos, dolor de garganta, ojos humedecidos y fiebre.

Cuando los síntomas se alargan por más de 12 semanas, podrías tener una sinusitis crónica.

Te puede Interesar:  Sinusitis Frontal

En este caso la envoltura interna de los senos paranasales, la denominada mucosa, se inflama gravemente.

Aunque los síntomas de la sinusitis crónica comúnmente no incluyen fiebre, puede aparecer una secreción nasal espesa de color verde o amarillo y mucha congestión nasal.

Igualmente, sentirás dolor o presión en las mejillas, los ojos, la frente o la parte posterior de la cabeza.

Con los síntomas de la sinusitis, los sentidos del olfato y del gusto también pueden disminuir. De hecho, cuando la inflamación es muy acentuada pueden formarse pólipos en la nariz.

Estos pólipos atiborran las vías nasales y pueden ocasionar problemas para respirar por la nariz, secreción y mal olor.

Sinusitis aguda. Cuando has pasado una semana con un resfriado que no ha sido tratado adecuadamente, pueden surgir los primeros síntomas de una sinusitis aguda.

  • Dolor de cabeza (más información) que se manifiesta como una presión angustiosa con dolor en el área de los ojos, las encías y las mejillas. En ocasiones el dolor sobre el seno paranasal (1) afectado aumenta con los esfuerzos físicos.
  • Congestión nasal en ambas ventanas de la nariz pero que a veces persiste de forma unilateral en una sola ventana.
  • Secreción nasal de coloración blanquecina o amarillo-verdosa, la cual es llamada “rinorrea purulenta”. Igualmente, aparece una pérdida de olfato.
  • Exagerada sensibilidad en varias partes del rostro.
  • En ocasiones hay fiebre moderada.
  • Mal aliento (halitosis).
  • Molestias en la curvatura dentaria.
  • Dolor de garganta.
  • Tos, especialmente cuando vas a dormir.
  • Abundante goteo retronasal.
  • Considerable fatiga durante el día.

Cura de la Sinusitis

Durante mucho tiempo se dijo que sinusitis no podía curarse, pero eso ha cambiado en los últimos años.

Te puede Interesar:  Sinusitis Etmoidal

En tiempos pasados el tratamiento para la enfermedad consistía únicamente en recetar medicamentos como antibióticos, descongestionantes y antiinflamatorios.

Mientras estuvieras tomando las medicinas los problemas casi desaparecían, pero cuando dejabas de ingerirlos, la patología regresaba.

Entonces, cuando el médico consideraba que estabas recayendo en los síntomas con mucha frecuencia, decidía realizar una cirugía que sólo consistía en la limpieza de los senos paranasales, los cuales casi siempre volvían a infectarse.

Hoy en día existe un nuevo tratamiento que es definitivo para curar la sinusitis, porque ya no se limpian exclusivamente los senos paranasales sino que se drenan sus vías alternas.

Es una intervención en la cual se procede a quitar todo el desecho que tiene el seno paranasal y además se crea una mayor abertura que permita una correcta ventilación.

De modo que ya se sabe que no es suficiente depurar los senos paranasales. Hay que proporcionales una mejor vía de acceso para su flujo de aire.

Este procedimiento es conocido como cirugía funcional (aquí) endoscópica del seno paranasal y es una forma innovadora de curar la sinusitis.

Remedios naturales efectivos

Inhalaciones

Las inhalaciones caseras con hierbas o plantes son utilizadas desde hace siglos y tienen un reconocido poder descongestivo.

Al agua caliente le puedes agregar eucalipto, pino, romero, tomillo o limón,  e inhalar esos vapores.

Cataplasmas

Utilizado desde siempre por las abuelas, este remedio casero puede brindarte un gran alivio como descongestionante local. Mezcla 2 cucharadas de avena seca con un chorrito de aceite de oliva y 2 claras de huevo y cocina por 5 minutos. Déjalo enfriar y aplícalo sobre los senos nasales. Déjalo puesto por 10 minutos.

Te puede Interesar:  Sinusitis Crónica

Solución salina

Utilizar agua marina por vía nasal para descongestionar es un método frecuentemente utilizado. Puedes comprarla en las farmacias, pero también puedes prepararla en casa.

Sólo necesitas un vaso de agua caliente y 1 cucharada de sal marina. Cuando se enfríe, aplica 2 o 3 gotas en la nariz e inhala con fuerza.

Lavanda y oliva

Una popular emulsión es la mezcla de 2 cucharadas de agua, 1 pizca de sal marina, 3 gotas de aceite de oliva y 3 gotas de esencia de lavanda.

Esta combinación la pones al fuego hasta que hierva. Luego apágala y déjala reposar. Más adelante aplica 2 gotas en las fosas nasales, 2 o 3 veces al día.

Hojas de albahaca

Se trata de un poderoso antibacteriano y anti-inflamatorio natural.  Componentes como el canfeno, eugenol y cineol hacen que las vías respiratorias congestionadas se limpien.

Asimismo, reduce la inflamación y combate las reacciones alérgicas. Su trabajo de refrescamiento es una forma efectiva de aliviar el dolor causado por la sinusitis sin necesidad de utilizar medicamentos.

Agua en abundancia

Tomar agua en abundancia aliviará los síntomas de la sinusitis porque te ayudará a aflojar las mucosas y facilitará unas vías respiratorias despejadas.

Te puede interesar:

Remedios Casero para la Sinusitis: https://www.remedioscaserosparalasinusitis.org

Listado de Tipos de sinusitis

Los síntomas más comunes de la sinusitis: en este apartado

Sinusitis Vírica
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario