Sinusitis Sin Mocos

Por lo general, cuando los senos paranasales se inflaman imposibilitan el flujo normal de la secreción, lo que produce algunos síntomas molestos caracterizados principalmente por la rinorrea, es decir, por la congestión nasal.

No obstante, aun cuando son muy poco frecuentes, existen casos en los que el nivel de hinchazón de los senos es de tal magnitud que bloquea totalmente el orificio por el cual sale el moco, acumulándolo dentro del seno, provocando así una infección que conlleva a sinusitis aguda o crónica.

En vista de que la obstrucción nasal de una sinusitis sin mocos es total, suele favorecer la proliferación de bacterias como: Haemophylus influenzae, Streptococcus Pyogenes, Moraxella Catarrhalis, Streptococcus Pneumoniae Staphylococcus Aureus y Pseudomonas Aeruginosa.

Estos microorganismos contaminan el moco de tal manera que se convierte en una materia purulenta, amarillo-verdosa y espesa, la cual queda acumulada en el seno paranasal y origina la infección que puede durar catorce semanas o más si no es tratada a tiempo y de forma adecuada.

Por tanto, aun cuando las causas y síntomas de la sinusitis son parecidas, en algunos casos es posible padecer esta patología sin el síntoma principal que es la secreción y congestión nasal, razón por la cual algunas personas padecen de sinusitis sin mocos son saberlo.

sinusitis sin mocos

Síntomas de la sinusitis sin mocos

En el caso cuando se presenta una sinusitis sin mocos por la obstrucción total del orificio de irrigación del seno paranasal, las personas suelen manifestar algunos síntomas como:

  • Dolor en la región de los senos paranasales afectados, el cual puede ser a escala frontal (sinusitis frontal) o a los lados de la nariz (sinusitis maxilar).
  • Sensación de presión en las fosas nasales, en especial al agacharse o al hacer fuerza.
  • En el caso de una sinusitis en el seno esfenoidal, ubicado detrás de la cavidad ocular, se presenta dolor los ojos.
  • Dolor de cabeza esporádico.
  • Sensación de taponamiento de la nariz.
  • Dificultad para percibir olores y sabores.
Te puede Interesar:  Sinusitis en Niños

Diagnóstico de la sinusitis sin mocos

Generalmente, cuando una persona manifiesta la sintomatología ocasionada por la sinusitis sin mocos y asiste a consulta médica por esta razón, el especialista suele hacer un examen físico, a través de la palpación, para detectar cuál es el grado en el que se encuentra la patología y el lugar más afectado.

Aunado a ello, para poder observar bien la condición en la que se encuentran los senos paranasales suele recomendarse la ejecución de algunos exámenes de imagenología como:

Rayos X: A través de este examen es posible identificar cuál es el área afectada y la extensión de la infección sinusal. También es posible identificar si existe alguna desviación del hueso nasal que puede ser la causante de la sinusitis.

Tomografía Axial Computarizada (TAC): Por medio de esta prueba, el especialista puede observar bien el estado en el que se encuentran los tejidos de los senos paranasales. También se puede detectar alguna malformación de los senos paranasales, pólipos o tumores en el conducto nasal.

Resonancia Nuclear Magnética (RNM): Es un examen diagnóstico con mayor resolución que un TAC, a través del cual se puede determinar cómo se encuentra la cavidad nasal por dentro. Al igual que el TAC también permite observar alguna patología inusual que ocasione la sinusitis.

Tratamiento de la sinusitis sin mocos

En vista de que la inflamación de los senos paranasales sin la presencia de mocos, al igual que aquellas que sí presentan rinorrea, puede ser causada por una alergia, una bacteria o un hongo, los procedimientos para tratamientos de la sinusitis se enfocan en antibióticos, antihistamínicos y descongestionantes.

Te puede Interesar:  Complicaciones de la Sinusitis

Como la sinusitis sin mocos es difícil de diagnosticar y no manifiesta uno de los síntomas más molestos que es la secreción nasal, suele ocurrir que al momento del diagnóstico ya se encuentre en una etapa aguda o crónica, es decir, que el moco ya esté infectado, razón por la cual se trata con antibióticos como:

  • Azitromicina.
  • Levofloxacina.
  • Claritromicina.
  • Doxiciclina.
  • Amoxicilina.
  • Amoxicilina con ácido clavulánico.
  • Cefuroxima.
  • Cefalexina.

Cuando se presentan casos de pacientes alérgicos a la penicilina se administra

  • Clindamicina.
  • Cefixima.

En el caso de que el origen de la afección sea una alergia se usan antihistamínicos como: loratadina, cetirizina, fexofenadina, epinastina, azelastina y desloratadina.

Junto con estos fármacos, también se utilizan desinflamatorios para despejar el conducto de limpieza de los senos paranasales, así como descongestionantes nasales que disuelven el moco acumulado e impulsan su eliminación. Los descongestionantes más comunes son: fenilefrina y pseudoefedrina.

No obstante, cuando esta patología es provocada por enfermedades o trastornos como pólipos, tumores o malformación de los senos paranasales suele acudirse a la cirugía. Igual ocurre cuando la sinusitis es odontógena, pues por lo general se extrae el diente que está causando la molestia en el seno maxilar.

Aunado a ello, algunas personas recurren a remedios efectivos naturales para eliminar la sinusitis como:

Baños de vapor: Al momento de bañarte, especialmente en la mañana, hazlo con el agua lo más caliente que toleres. Durante el baño inhala por la nariz y exhala por la boca, pues el vapor que sale del agua te ayudará a desinflamar los senos paranasales, así como disolver y expulsar el moco acumulado.

Lavados nasales: Prepara una solución salina con una taza de agua tibia y dos cucharadas de sal. Vierte el contenido en una pera de irrigación nasal o una jeringa e introduce el líquido en cada fosa nasal con la cabeza de lado. Esto ayudará a lavar, desinfectar y desinflamar el conducto nasal.

Te puede Interesar:  Causas de la Rinitis

Compresas calientes: Para ayudar a desinflamar los senos paranasales y disolver la secreción acumulada, toma un paño, introdúcelo en una olla con agua lo más caliente que toleres, exprime y colócalo en tu rostro cubriendo la nariz y la frente. Puedes hacerlo dos veces al día durante unos siete días.

Vaporizaciones con eucalipto y menta: Prepara una infusión de eucalipto y menta. Acerca la cara al recipiente, ponte una toalla en la cabeza, inhala el vapor que sale de la olla. Durante y después de este procedimiento suena tu nariz para promover la expulsión del moco acumulado.

Visita en nuestra página:

Síntomas de la sinusitis maxilar

Fuente:

Sinusitis Sin Mocos
5 (100%) 2 votes

1 comentario en “Sinusitis Sin Mocos”

  1. Desde hace unos años padezco de algo parecido a una sinusitis.La cabeza me parece como un globo y noto moco pero como empotrado dentro que no sale y cuando noto ese moco me dan vértigos ,también tengo la cervical izquierda con muchos problemas fui al físico y mejo ró pero no desapareció

Deja un comentario