Sinusitis Qué Tomar

La sinusitis es una enfermedad sinusal muy común que se manifiesta tanto en bebés como en niños y adultos, razón por la cual es una de las causas más frecuentes de visita al médico, quien se encarga de diagnosticar y recetar los medicamentos necesarios para eliminar la patología desde su origen.

Es por ello que actualmente existen diversos tratamientos comunes para la sinusitis que van desde el uso de fármacos en tabletas, pastillas o aerosoles, hasta recetas caseras, los cuales proporcionan alivio a la sintomatología tan molesta que provoca esta condición.

sinusitis que tomar

Qué Tomar en Caso de Tener Sinusitis

Entre los mecanismos más usuales que existen para eliminar la sinusitis existen:

Tratamiento antibiótico

El uso de medicamentos de naturaleza antibacterial se realiza cuando se trata una sinusitis aguda o crónica, caracterizada por una infección de la secreción nasal ocasionada por uno o varios microbios. Dicho moco puede ser transparente, amarillo o verdoso y por lo general es espeso.

La sinusitis bacteriana normalmente surge luego de un resfriado, una gripe o infección de las vías respiratorias altas, cuando ingresa algún microorganismo que se aloja en los tejidos de los senos paranasales provocando su contaminación.

Sin embargo, estas patologías también pueden presentarse cuando un paciente se mantiene hospitalizado e intubado por un tiempo prolongado, el cual suele sufrir una complicación por bacilos gram negativos como consecuencia de la intubación o la aplicación de una sonda nasogástrica.

La sinusitis puede ser causada por un o varias bacterias como: Moraxella Catarrhalis,  Haemophylus influenzae y Streptococcus Pneumoniae, Streptococcus Pyogenes, Pseudomonas Aeruginosa y Staphylococcus Aureus, razón por la cual el tratamiento antibiótico se enfoca en combatirlas rápidamente.

Te puede Interesar:  Sinusitis en Perros

Todas estas bacterias se eliminan gracias a la acción de fármacos como:

Amoxicilina: En cápsulas, tabletas, tabletas masticables, suspensión y gotas pediátricas para administración oral.

Azitromicina: En tabletas, suspensión de liberación prolongada y suspensión para administración oral.

Doxiciclina: En cápsulas, cápsulas de liberación prolongada, tabletas, tabletas de liberación prolongada y suspensión para administración oral.

Cefalexina: En cápsulas, tabletas y suspensión para administración oral.

Levofloxacina: En tabletas y solución para administración oral.

Amoxicilina con ácido clavulánico: En tabletas, tabletas masticables y solución oral.

Claritromicina: En comprimidos, comprimidos de liberación prolongada y suspensión oral.

Cefuroxima: En tabletas y suspensión para administración oral.

Tomando en cuenta que algunos pacientes presentan hipersensibilidad a la penicilina, por lo general a ellos se les receta el uso de:

Clindamicina: En cápsulas y solución para administración oral.

Cefixima: En tabletas, tabletas masticables, cápsulas y suspensión para administración oral.

Estos antibióticos también se encuentran en solución inyectable para vía de administración muscular e intravenosa, las cuales se utilizan en casos de cronicidad de la condición, en vista de que su acción es más rápida que las presentaciones orales.

Todos estos medicamentos deben ser administrados bajo la supervisión de un médico, quien determinará tanto la dosis como la presentación del fármaco según la condición clínica del paciente.

Descongestionantes

Se utilizan para despejar las vías respiratorias y aliviar la sensación de taponamiento que produce la congestión nasal. Generalmente se encuentran en gotas, tabletas y aerosol. Sin embargo, su uso está restringido a un máximo de tres días continuos para evitar efectos adversos.

Entre los fármacos de uso común para despejar el conducto nasal los más comunes son:

Te puede Interesar:  Fiebre del Heno

Pseudoefedrina: Se encuentra en tabletas, tabletas de liberación prolongada por doce y veinticuatro horas y jarabe para administración oral.

Fenilefrina: Se encuentra en tabletas, líquido o tiras solubles para administración oral. Este medicamento reduce el nivel de inflamación de los senos paranasales, proporcionando un alivio inmediato.

Ciclamen: Es un medicamento que tiene como principio activo una planta que posee propiedades desinflamatorias, antibióticas y antisépticas. El ciclamen diluye el moco para facilitar su expulsión, ataca las bacterias del conducto nasal y lo desinflama, por lo que es muy efectivo para usar en casos de sinusitis.

Es importante conocer que al igual que los antibióticos los descongestionantes deben ser recetados por un médico, quien hará el seguimiento necesario a la evolución del paciente, en especial aquellos con patologías como deficiencia renal, hipertensión arterial y trastornos de la próstata.

Tratamiento homeopático

La homeopatía es una de las opciones con las que contamos para aliviar los síntomas que produce la sinusitis en el conducto nasal, así como el dolor de cabeza y la presión auditiva que provoca como efecto adverso.

Entre los más comunes para aliviar la congestión nasal e impulsar la eliminación natural de la secreción se encuentran:

  • Kalium bichromicum 5 CH
  • Hydrastis canadensis 5 CH
  • Allium cepa 5 CH
  • Eucalyptus globulus (eucalipto) 5 CH
  • Arsenicum 5 CH
  • Pulsatilla 5 CH
  • Mercurius solubilis 5 CH

Para aliviar el dolor:

  • Sticta pulmonaria 5 CH
  • Gelsemium 5 CH
  • Petasites officinalis 5 CH
  • Esponjilla (esponja vegetal) 5 CH
  • Scolopendra 5CH
  • Mezereum 5 CH

Para combatir la infección:

  • Pyrogenium 5 CH
  • Penicillinum 5 CH

Como desinflamatorio se usa el Silicea 5 CH y como antipirético Bryonia 5 CH

Remedios caseros

Una de las alternativas naturales utilizadas como alivio a los síntomas son los remedios caseros para la sinusitis, entre los que destacan:

Te puede Interesar:  Por qué da Sinusitis

Vaporizaciones: Las cuales se recomiendan a primera hora de la mañana o antes de dormir. Por lo general se acompañan con hojas de menta, eucalipto, romero o hierbabuena, proporcionando gran alivio de la congestión nasal, ayudando a tener una mejor respiración, en especial por las noches.

Olla Netti: Que consiste en usar agua de mar para lavar las fosas y los senos paranasales. Este remedio es muy efectivo gracias a que limpia y combate los microbios y desinflama los tejidos del conducto nasal.

Vinagre de manzana y miel: Es un remedio bastante efectivo para disolver la secreción espesa. Se prepara mezclando una cucharada de miel, seis onzas de agua y 1 o 2 cucharadas de vinagre de manzana. Esta preparación debe tomarse tres veces al día por un lapso aproximado de cinco días.

Baño de menta y romero: Se recomienda realizarlo en la mañana al levantarse. Se trata de agregar hojas de menta y romero al agua tibia con la que te bañarás. Inhalar el vapor que expulsa el agua ayuda a disolver y expulsar la secreción.

Sinusitis Qué Tomar
5 (100%) 2 votes

Deja un comentario