Sinusitis Paranasal

Los senos paranasales son unas cavidades óseas ubicadas en el macizo facial, que en condiciones normales están llenas de aire y se ubican en la frente, a los lados de la nariz y en las mejillas. Pero durante la sinusitis paranasal estos espacios se bloquean drásticamente.

Durante la sinusitis paranasal estas cavidades se inflaman durante varios días o semanas, sin ceder ante casi ningún procedimiento.

Son momentos angustiosos en que el drenaje nasal se ve interferido notablemente y se acumula gran cantidad de mucosidad, lo que ocasiona inflamación y dolor en el área alrededor de los ojos y la cara. Por ello, respirar por la nariz puede ser casi imposible.

Se trata de una infección que puede ser ocasionada por hongos, bacterias, un virus, o incluso por una fuerte alergia, con diversas causas y síntomas.

Sinusitis Paranasal

Si quieres solucionar tu problema con la sinusitis, te invito a que leas mi historia y del libro pdf libre de sinusitis que me cambió la vida

Causa y Síntomas de la Sinusitis Paranasal

Causas

Hay multiplicidad de causas que producen la sinusitis, que surge cuando se obstruyen las aperturas de los senos paranasales y se depositan  muchas secreciones mucoides haciendo que las bacterias se desarrollen libremente.

Algunas de las causas más frecuentes son:

  • La infección o inflamación de la mucosa ciliar nasal, la cual perturba el envío de la mucosa fuera de los senos paranasales, y produce la obstrucción.
  • Las alergias y las rinitis infecciosas.
  • Una obstrucción de los senos paranasales por abundancia de mucosa debida a resfriados o a condiciones de alergia severa.
  • Un atasco de los senos paranasales por ciertas dificultades anatómicas, como un tabique desviado, los cornetes hipertróficos, un espolón óseo nasal o el surgimiento de pólipos nasales.
Te puede Interesar:  Sinusitis Maxilar

Síntomas

Muchos síntomas de la sinusitis paranasal son similares a la gripe, usualmente producida por una infección viral que incluye congestión nasal, estornudos, dolor de garganta, ojos humedecidos y fiebre.

En estos casos la sinusitis puede estar presente entre 7 y 10 días. Pero otras veces puede aparecer a raíz de una infección bacteriana como secuela de una gripe, y repercutir en una sinusitis bacteriana aguda.

Cuando esto ocurre, los síntomas de la gripe se agravan después de 7 a 10 días y pueden exteriorizarse una secreción nasal de color amarillo o verde, dolor en la cara y dientes, e incluso fiebre.

Cuando los síntomas continúan por más de 12 semanas, la persona podría padecer de una sinusitis crónica, y la envoltura interna de los senos paranasales se inflamará notablemente.

Con los síntomas de la sinusitis paranasal, los sentidos del olfato y del gusto se reducen. Igualmente, cuando la inflamación es muy acentuada pueden aparecer pólipos en la nariz que saturan las vías nasales y pueden causar dificultades para respirar por la nariz, secreción y mal olor.

Nuevos tratamientos para la 

Sinusitis Paranasal

Para tratar la sinusitis paranasal, lo primero que debe hacerse es reducir la inflamación de las vías respiratorias por medio de un tratamiento farmacológico con antibióticos, esteroides nasales u orales, o un enjuague con solución salina.

Pero cuando los síntomas no se alivian o no se controlan con esos recursos, entonces es necesario realizar una cirugía.

Y aunque la cirugía endoscópica de los senos paranasales, ya no es un nuevo procedimiento para expandir la abertura que permite mejor drenaje y respiración, la tecnología ha agregado nuevas ventajas que los médicos están aprovechando al máximo.

Te puede Interesar:  Sinusitis Esfenoidal

Gracias a los avances tecnológicos, ahora los especialistas pueden operar con mayor precisión y seguridad, ya que anteriormente no había cámaras y ni equipo para tratar la condición de forma adecuada. Solamente se creaban aberturas confiando en que la enfermedad se drenara.

Actualmente, con la tomografía computarizada, los médicos pueden determinar si un paciente realmente necesita cirugía. Luego, utilizando el Sistema de Posicionamiento Global (GPS), pueden delinear una ruta milimétrica, para crear de este modo un mapa de los senos frontales y realizar una endoscopía mucho más precisa.

Las imágenes aportadas por la tecnología permiten a los especialistas ir exactamente a los senos que están bloqueados sin tocar aquellos que se encuentran en buena condición. Al ser removida la inflamación, se establece un plan de mantenimiento.

Hoy en día, este tipo de intervención quirúrgica puede desarrollarse como un procedimiento ambulatorio.

Remedios caseros

Existen muchos remedios caseros efectivos para combatir la sinusitis, te proponemos:

Nebulización con Eucalipto

Un remedio casero recomendable para la sinusitis paranasal es inhalar el vapor del eucalipto. Esta planta posee propiedades expectorantes y antisépticas, y puede aliviar de forma rápida la congestión nasal.

Para prepararlo únicamente necesitas:

  • 5 gotas de aceite esencial de eucalipto
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 litro de agua hirviendo

Coloca el agua hirviendo en un recipiente y agrega las gotas del aceite de eucalipto con la sal. Después debes cubrir tu cabeza y la panela con una toalla, e inhalar el vapor que emana de la infusión.

Respira el vapor profundamente durante 10 minutos, y repite el procedimiento 2 veces por día.

Zumo de espinaca y menta

Otro remedio casero con excelentes resultados, ya que tiene propiedades antiinflamatórias y descongestionantes que ayudan a eliminar las secreciones.

Te puede Interesar:  Sinusitis Alérgica

Para prepararlo únicamente necesitas:

  • 20 gramos de espinaca
  • 15 gramos de menta
  • 1 vaso de agua de coco
  • 1 cucharada de miel de eucalipto

Coloca los ingredientes en la licuadora y bate hasta conseguir una mezcla homogénea. Toma 3 veces por día entre las comidas.

Té de manzanilla

Inhalar el vapor del té de manzanilla es otro gran remedio casero contra la sinusitis paranasal. Esta infusión posee propiedades anti inflamatorias, analgésicas, cicatrizantes y ayuda a calmar la irritación de la mucosa nasal.

Para prepararlo únicamente necesitas:

  • 6 cucharadas de té de manzanilla
  • 1,5 a 2 litros de agua

Hierve el agua y después agrega el té. Seguidamente debes colocar el rostro sobre un recipiente y cubrir tu cabeza con una toalla. Respira el vapor durante 10 minutos

Beber mucho líquido

Bien sea agua o jugos naturales, es primordial que ingieras suficiente líquido. Debido a que la infección sinusal emerge con tos, debes mantenerte bien hidratado, beber infusiones calientes de hierbas y consumir miel.

Al mismo tiempo debes evitar los ambientes contaminados o saturados de polvo o humo ya que inflaman tus fosas nasales y  agravan la sinusitis paranasal. Está demostrado que los químicos y el humo inflama las cortezas de los senos paranasales.

Si quieres solucionar tu problema con la sinusitis, te invito a que leas mi historia y del libro pdf libre de sinusitis que me cambió la vida

Sinusitis Paranasal
5 (100%) 2 votes

Deja un comentario