Sinusitis Esfenoidal

La sinusitis esfenoidal es la inflamación o infección en los senos esfenoidales, estos son cavidades de aire localizadas detrás del cráneo, específicamente arriba de la nasofaringe, debajo de la glándula pituitaria, los diagnósticos en esta zona suelen ser complicados debido a su ubicación.

La sinusitis esfenoidal se padece cuando las cavidades se llenan de mucosidad, el causante de esto puede ser viral, bacteriana, alérgica o fúngica (por hongos).

La sinusitis bacteriana y fúngica tienen en común que son agentes externos los que provocan el padecimiento, ya que son bacterias y hongos los causantes de la enfermedad.

La sinusitis viral es menos complicada, ya que no necesitas antibióticos como las anteriores para combatirla y al cabo de unos días los síntomas desaparecen con cuidados caseros.

Así como varían los causantes de esta enfermedad también hay diferentes tipos de sinusitis, podemos encontrar la sinusitis aguda y la crónica.

La sinusitis en general indiferentemente del causante de la enfermedad y su tipo, presentan mayormente los mismos síntomas o signos, dolor de cabeza, hinchazón en el rostro, congestión nasal, secreción, halitosis, tos nocturna intensa, dolor o presión en el rostro, según en el seno paranasal que este afectado el dolor puede ser en distintas zonas de la cara.

Ya que los síntomas son casi iguales, para poder distinguir los tipos de sinusitis se toma en cuenta el tiempo evolutivo de la enfermedad, es decir, cuanto tiempo el paciente ha presentado los síntomas.

En el caso de la sinusitis aguda los síntomas persisten un tiempo no mayor a 4 semanas, y varía según el causante de la enfermedad, si es viral será unos días, si es bacteriana los signo son visibles más de 10 días.

Te puede Interesar:  Sinusitis Odontógena

Por otro lado la sinusitis crónica es la que sus síntomas pueden durar más del mes y la enfermedad puede tener recaídas varias veces en un año. Este tipo su tratamiento es más delicado ya que podría llegar a cirugía, la sinusitis crónica puede estar causada por hongos o bacterias.

La sinusitis también se puede dividir según el seno paranasal que se encuentre afectado, los senos paranasales son Seno frontal, Seno etmoidal, Seno maxilar y Seno esfenoidal. Dependiendo de en cuál seno se acumule la mucosidad que causa la sinusitis será el dolor o la hinchazón, tal es el caso de la esfenoidal que la presión se puede generar detrás de la nariz.

sinusitis esfenoidal

Ya que la sinusitis presenta los mismos síntomas en todos sus tipos y causantes, la cura o tratamientos son similares, lo que podría cambiar es la utilización de antibióticos.

Los antibióticos son un tratamiento que no se puede tomar a la ligera, ya que auto medicado puede causar más daño que bien. Cuando se trata de una sinusitis bacteriana, que su duración es mayor a diez días es necesario ir al especialista para que diagnostique y medique.

Tomar sin precaución este tipo de medicamentos sin conocer la dosis adecuada puede volver inmune al efecto de ciertos antibióticos sobre la bacteria, al volverla más fuerte el problema de la sinusitis se acrecentará.

Lo cierto es que cuando se trata de tratamientos caseros la libertad es mayor, ya que puedes ayudar a aliviar los síntomas, bajar la hinchazón, aflojar la mucosidad para la rápida mejoría, sin importar que tipo de sinusitis sea.

Si quieres solucionar tu problema con la sinusitis, te invito a que leas mi historia y del libro pdf libre de sinusitis que me cambió la vida

Recomendaciones Caseras para Curar la Sinusitis Esfenoidal

Los tratamientos para combatir la sinusitis son varios, en las siguientes líneas reflejaremos los más sencillos, menos invasivos y prácticos, procedimientos para curar la enfermedad sin la necesidad de químicos.

Te puede Interesar:  Sinusitis Maxilar

Tomar agua: aunque no lo creas el simple hecho de mantenerte hidratada es una gran medicina para aliviar la sinusitis, esto se debe a que el agua afloja la mucosidad acumulada en los senos paranasales y de esta forma sale más fácil del cuerpo.

Eucalipto: las propiedades de esta planta son balsámicas y expectorantes, ideal para calmar la presión que sienten los pacientes por la sinusitis y perfectas para ayudar a la expulsión de la mucosidad.

El modo de empleo es muy fácil, solo debes calentar un puñado de hojas de eucalipto en una cacerola llena de agua, esperar que hierva, luego dejar reposar unos minutos, después con una toalla en la cabeza acercarse al recipiente y absorber todas sus propiedades inhalando el vapor.

Quinchoncho: estos granos son de gran ayuda para la sinusitis, se pueden conseguir en diferentes presentaciones, de hecho en casas naturistas venden los comprimidos de este grano para ser ingerido con facilidad. Otra forma de empleo es colocar un puñado de granos en una cacerola de agua caliente, esperar que hierva y luego con un paño en la cabeza inhalar todo el vapor que sale.

Ajo: las propiedades curativas del ajo son ideales para combatir la sinusitis, su modo de empleo contra esta dificultad respiratoria es muy sencilla, se debe machacar el ajo, luego se disuelve en agua y se aplican dos veces al día 10 gotas en cada fosa nasal hasta que los síntomas de la sinusitis se acaben.

Cataplasma: es una pasta blanda que se aplica caliente sobre la zona afectada, funciona como calmante y curativo. Esta pasta creada por la abuelitas se prepara de forma sencilla, solo necesitas mezclar 2 cucharadas de verbena seca con un poco de aceite de oliva y 2 claras de huevo, luego esto se cocina 5 minutos. Se deja reposar y se aplica sobre los senos paranasales por 10 minutos aproximadamente.

Te puede Interesar:  Sinusitis Aguda

En la sinusitis esto resulta ideal para descongestionar en forma local, donde se colocó la mezcla, esto puede brindar un gran alivio.

Solución salina: esto es un spray nasal con agua de mar, en la actualidad este producto se puede conseguir en las farmacias, sin embargo también se puede hacer en casa.

Solo se necesita colocar sal marina en un vaso con agua caliente, revolver un poco y luego dejarlo reposar, cuando este frio se aplica con un gotero en las fosas nasales dos o tres veces al día hasta que desaparezca la sinusitis.

Compresas: colocar paños de agua caliente en el rostro puede ser un alivio en los dolores causados por la sinusitis, además ayuda a aflojar la mucosidad acumulada para su fácil expulsión.

Si quieres solucionar tu problema con la sinusitis, te invito a que leas mi historia y del libro libre de sinusitis que me cambió la vida

Sinusitis Esfenoidal
5 (100%) 2 votes

Deja un comentario