Rinitis en el Embarazo

La rinitis en el embarazo es una condición muy común que se presenta en las mujeres gestantes, produciendo mucosidad, irritación de las fosas nasales, congestión nasal y tos. Suele presentarse mayormente durante los primeros tres meses de gravidez y puede ser tratada tanto con fármacos como con métodos naturales.

Se estima que la rinitis en el embarazo surge como consecuencia de los cambios hormonales por los que atraviesa una dama durante la gestación; por ejemplo, los estrógenos generados por la placenta suelen impulsar el aumento en la producción de moco y la hinchazón de los cornetes, conllevando una serie de síntomas molestos que dificultan la respiración normal, especialmente durante las horas de sueño.

Esta condición se presenta entre el 20% y el 30% de las mujeres gestantes en alguna etapa del embarazo, lo que la convierte en un malestar asociado a la gravidez, tal como los mareos y las náuseas.

Te sugerimos: Sinusitis en el Embarazo

rinitis-embarazo

¿Qué síntomas caracterizan la rinitis en el embarazo?

La sintomatología presentada por una mujer embarazada con rinitis es:

  • Estornudos constantes
  • Congestión nasal
  • Mucosidad abundante, transparente y muy acuosa
  • Picor en la nariz
  • Picazón en los ojos
  • Lagrimeo
  • Picazón en la garganta
  • Tos

¿Cómo se trata la rinitis en el embarazo?

 La rinitis en el embarazo suele tratarse con diversos medicamentos que resultan seguros tanto para la madre como para el feto, entre los que se encuentran:

  • Lavado nasal con solución salina: Aplicar solución salina en las fosas nasales permite disolver el moco y expulsarlo sin complicación, ayudando así a descongestionar la nariz de la paciente. Dicha solución tiene propiedades antiinflamatorias y antisépticas, previniendo así el desarrollo de una infección posterior.
  • Descongestionantes nasales u orales: Los cuales provocan un alivio inmediato a los síntomas molestos de la No obstante, no debe abusarse en su uso porque pueden tener un efecto rebote y aumentar los síntomas hasta provocar una infección nasal como sinusitis.
  • Antihistamínicos: El antihistamínico más seguro para ser administrado en una mujer embarazada es la clorfeniramina, de uso común en casos de rinitis, en vista de que produce alivio inmediato de los síntomas mpas molestos como estornudos y congestión nasal.
Te puede Interesar:  Sinusitis Sin Mocos

Remedios caseros para aliviar la rinitis en el embarazo

Tips para combatir la rinitis con remedios caseros:

  • Vaporizaciones: Coloca una olla con agua hirviendo en una superficie que resista alta temperatura; coloca una toalla sobre tu cabeza y acerca el rostro a una distancia aproximada de 30 centímetros; inhala por la nariz y exhala por la boca durante unos diez minutos. Puedes agregar hojas de algunas hiervas como menta, eucalipto, hierbabuena, entre otras plantas que ayudan a descongestionar la nariz, produciendo una sensación de alivio.
  • Masajes nasales: Con la yema de los dedos unta un poco de aceite de oliva o vaselina en la nariz y los pómulos, masajeando con movimientos circulares. Esto ayuda a soltar la secreción acumulada y eliminarla naturalmente.
  • Consumir un alimento picante: Come alguna comida que contenga picante, en vista de que eso beneficia la descongestión nasal.
  • Baños de vapor: Cuando te bañes hazlo con agua lo más caliente que resistas, pues inhalar el vapor que sale de ella también ayuda a destapar las fosas nasales. Esto es recomendable realizarlo en horas de la mañana.
  • Té de jengibre: Preparar un té con la raíz del jengibre y miel y consumirlo por las mañanas es muy beneficioso, en vista de las propiedades antiinflamatorias que poseen, las cuales ayudan a disminuir la hinchazón de los tejidos nasales, descongestionando las vías respiratorias altas.
Rinitis en el Embarazo
5 (100%) 2 votes

Deja un comentario