Prevención de la Sinusitis

Los hábitos de prevención de la sinusitis se tratan básicamente de soslayar los factores de riesgo que pueden impulsar la hinchazón de los senos paranasales y la contaminación del moco que lubrica con normalidad las fosas nasales.

Tomando en cuenta que los senos paranasales se hinchan como consecuencia de un resfriado común, una gripe o una infección de las vías respiratorias altas, es necesario adoptar ciertas medidas de prevención de la sinusitis, las cuales en su mayoría se basan en la creación de hábitos que mejoran la salud.

Consejos para saber cómo Prevenir la Sinusitis

Por tanto, la prevención de la sinusitis se logra a través de unos consejos sencillos:

  • Evitar contraer gripes o resfriados comunes. Así no se acumula tanta secreción en los senos paranasales. De presentarse alguna de estas condiciones es necesario tratarlas y curarlas adecuadamente para evitar complicaciones.
  • Evitar frecuentar sitios en los cuales haya acumulación de humo de tabaco como locales nocturnos muy cerrados.
  • Aprender a manejar el estrés, tomando en cuenta que cuando la persona está sometida a mucha presión su sistema inmunológico se debilita.
  • No fumar, pues el cigarrillo posee contaminantes que facilitan la aparición de infecciones nasales.
  • Dormir lo suficiente para proporcionar el descanso necesario al cuerpo (adultos: entre ocho y diez horas y niños entre diez y doce horas diarias).
  • Evitar vivir en zonas expuestas a contaminantes como gases y humo.
  • Las personas que suelen presentar alergias constantes deben evitar exponerse a aquello que le irrita las vías respiratorias,
  • Beber abundante agua para mantener la hidratación adecuada del cuerpo.
  • Comer frutas y verduras, las cuales tienen propiedades antioxidantes y reducen el riesgo de padecer infecciones.
  • Vacunarse anualmente contra la influenza.
  • Lavarse con frecuencia las manos, especialmente luego de estar en contacto con otras personas y lugares muy concurridos.
  • Hacer baños de vapor con algunas hierbas como la menta y el eucalipto.
  • Utilizar humificador en las habitaciones cuando el clima es muy seco y deshumificador cuando el clima es demasiado húmedo.
  • Lavarse la nariz a diario con una solución salina, con el objetivo de limpiar y descontaminar las fosas nasales. Dicha solución se prepara de manera casera, agregando una cucharada de sal común en un litro de agua tibia. Este procedimiento es conocido como irrigación nasal.
  • En caso de usar lentes asegurarse de que no hagan mucha presión en la nariz.
  • Evitar permanecer acostado por un lapso muy prolongado, pues ello fomenta la congestión de la nariz
  • Utilizar la calefacción moderadamente para evitar la resequedad nasal.
  • Usar con mesura los descongestionantes nasales.
  • Lavar semanalmente la ropa de cama y ponerla a secar al sol.
  • Evita el uso de alfombras.
  • Si hay mascotas en casa, deben mantenerse en perfectas condiciones de higiene, así como el espacio en el que duermen. Lo más recomendable es que no pernocten en la cama de los humanos.
  • Utilizar ropa abrigada para minimizar el impacto de los cambios bruscos de clima.
  • Ejercitarse a diario con ejercicios cardiorrespiratorios es muy saludable y refuerza el sistema inmonológico.
  • Las personas que consumen alcohol deben hacer lo manera moderada, ya que este es un factor que favorece la inflamación de los senos paranasales y el desarrollo de infecciones sinusales.
Te puede Interesar:  Sinusitis Qué Tomar

Prevención de la Sinusitis en Niños

Como los niños no escapan de esta condición, es importante que los padres adopten ciertas medidas para prevenir la sinusitis como:

  • Crear hábitos de limpieza en el infante antes de su ingreso a la guardería como lavarse las manos con frecuencia y evitar el contacto excesivo con otras personas, especialmente aquellas con síntomas de gripe.
  • Evitar fumar delante de los niños, pues el humo causa un daño en sus senos paranasales al convertirse en “fumadores pasivos”.
  • Tratar correctamente las gripes y resfriados.
  • Lavarles constantemente la nariz con la solución salina.
  • Adaptar la humedad del ambiente en su habitación.
  • Consulta al pediatra la posibilidad de vacunarlo
  • Adopta los mismos hábitos alimenticios que los adultos descritos anteriormente, reforzando el consumo de vitamina C para fortificar su sistema inmunológico.

Estas medidas ayudan a prevenir tanto la aparición como la reincidencia de casos de sinusitis tanto en niños como en adultos, tomando en cuenta que anualmente alrededor de 30 millones de personas padecen esa patología.

Prevención de la Sinusitis
4.7 (93.33%) 3 votes

Deja un comentario