Sinusitis Odontógena

La sinusitis odontógena se refiere a la inflamación del seno paranasal maxilar, el cual está ubicado a los lados de la nariz, muy próximo a los dientes molares y premolares superiores, la cual surge como consecuencia del crecimiento de las raíces de éstos hacia la parte interior del seno.

La base de ambas piezas dentales colinda con la parte inferior del seno maxilar, por lo que el desplazamiento hacia éste causa una obstrucción que conlleva a la acumulación de moco, produciendo una infección conocida como sinusitis odontógena.

Esto ocurre con poca frecuencia, pues solo entre el 5 y 10% de las personas que presentan sinusitis tienen esta complicación por causas dentales, tomando en cuenta que algunas infecciones de origen bucal también pueden originar una afección sinusal.

Sinusitis odontógena

Causas de la Sinusitis Odontógena

Esta puede surgir como consecuencia de:

  • Desplazamiento de diente en el seno maxilar
  • Presencia de dientes ectópicos
  • Infección periapical crónica
  • Lesión periodontal
  • Complicaciones por caries extendida
  • Perforación del tejido paranasal maxilar durante extracciones dentales
  • Quistes odontogénicos
  • Complicación por procedimientos quirúrgicos odontológicos en los que quedan fragmentos de raíces dentales u otros cuerpos extraños
  • Dificultades ocasionadas como consecuencia de la colocación de implantes dentales

Síntomas

En la mayoría de los casos, los pacientes con sinusitis odontógena presentan antecedentes de infección respiratoria, seguida de dolor dental; también pueden presentar:

  • Secreción nasal abundante, la cual puede ser transparente, amarilla o verdosa.
  • Dolor en el rostro, a los lados de la nariz.
  • Cefalea
  • Alteración del sonido nasal
  • Dificultad para respirar
  • Pérdida de olfato y gusto
  • Halitosis
  • Aumento de la temperatura corporal
  • Tos, especialmente durante la noche
Te puede Interesar:  Sinusitis Bacteriana

Las bacterias que producen la sinusitis odontógena son aeróbias y anaeróbias, con mayor preponderancia de estas últimas, las cuales son: Peptostreptococcus, Fusobacterium, Prevotella y Porphyromonas. Normalmente se manifiesta también una analogía con la flora bacteriana común de los tejidos que recubren la raíz de los dientes.

Diagnóstico

Para poder diagnosticar bien la sinusitis odontógena el médico suele realizar una serie de preguntas al paciente y sus familiares o personas allegadas, a fin de indagar sobre el origen de la patología.

Posteriormente, el especialista realiza un examen físico a fin de identificar los puntos donde existen molestias, el nivel de dolor presente y el estado de la zona bucofaríngea del paciente.

Aunado a ello, los médicos suelen recomendar exámenes de imagenología como:

  • Rayos X craneal
  • Tomografía Axial Computarizada (TAC)
  • Resonancia Nuclear Magnética (RNM)
  • Radiografías dentales (oclusal, y periapical)

También puede realizar:

  • Pruebas de sangre para identificar el nivel de infección existente
  • Endoscopia nasal que permite observar a través de una pequeña cámara el estado real de los senos paranasales y todo el conducto nasal.

Tratamiento de la sinusitis odontógena

Esta patología requiere del trabajo conjunto entre un otorrinolaringólogo y un odontólogo, quienes realizarán los procedimientos necesarios para lograr una solución efectiva que garantice al paciente que no volverá a presentarse la molestia.

Para tratar esta enfermedad bucosinusal es necesario contar con un diagnóstico adecuado, tomando en cuenta que lo primordial es corregir la lesión dental que causa el malestar para desinflamar los senos paranasales y aliviar sus síntomas.

En casi todos los casos en los que se presenta este tipo de sinusitis es necesario recurrir a la aplicación paralela de tratamiento farmacológico y un procedimiento quirúrgico, a fin de subsanar la afección dental y atacar las bacterias que la complican.

Te puede Interesar:  Sinusitis Maxilar

Cuando se trata de una raíz desviada hacia el seno paranasal maxilar un odontólogo procede a removerla de allí para liberar la tensión y cerrar cualquier tipo de comunicación de piezas dentales hacia el seno.

De igual forma deben administrarse antibióticos como la Ampicilina y la Amoxicilina para contrarrestar la contaminación causada por los agentes patógenos sensibles a dichos fármacos.

También los especialistas suelen recomendar el uso de antiinflamatorios, descongestionantes nasales y lavados de la nariz, los cuales alivian rápidamente los síntomas causados por la sinusitis.

Una vez que la persona ha padecido una sinusitis de este tipo es necesario que visite con mayor regularidad al odontólogo, a fin de hacer seguimiento a los resultados del procedimiento quirúrgico y mantener un control de la higiene bucal apropiado.

Ante cualquier problema de salud o en caso de necesitar consejo, debes acudir a un profesional médico. La información de este blog es complementaria y no debe ser tomada como asesoramiento profesional.
Te puede interesar:

Sinusitis crónica maxilar

Fuentes:

Sinusitis Odontógena
5 (100%) 3 votes

Deja un comentario