Medicamentos Para la Sinusitis

No es para nada raro que en determinadas épocas del año, cuando se acercan las lluvias o nevada la mayoría de las personas sientan ciertas molestias a nivel respiratorio propios de fuertes resfriados, que por lo general son desencadenantes de síntomas de algún tipo de sinusitis.

Entre el tipo de manifestaciones corporales se encuentra el dolor intenso en la zona del tabique nasal, hacia los pómulos y alrededor de los ojos; producción de muchas secreciones que dificultan la respiración, dolor de garganta, oídos, pérdida del gusto y olfato, mal aliento y fiebre.

Todos estos malestares son producto de la inflamación de las concavidades o huecos que circundan las fosas nasales, que son los senos paranasales y están en contacto por medio de unos agujeros llamados meatos cuya función es airear y conservar en su interior una presión semejante a la atmosférica.

Internamente las fosas nasales están recubiertas por una mucosa o membrana húmeda que contiene mucha vellosidad para filtrar el aire y las glándulas permiten precipitar. Además, la mucosa posee dos clases de células: ciliadas, vellosas (pituitaria roja) y células nerviosas olfativas (pituitaria amarilla).

La parte de la mucosa nasal superficial que está en contacto con el aire se denomina epitelio. Ahora la que está más profunda y hace contacto con el hueso se denomina conjuntivo. Es allí donde se ubican las glándulas que producen la secreción del moco nasal.

Las células ciliadas encargadas de la limpieza de la mucosa hacen que drenen las fosas nasales, pero cuando estas no funcionan correctamente, puede generarse la infección del moco acumulado donde los virus y bacterias presentes quedan atrapados, se pueden prolongar al interior de los senos provocando la sinusitis.

En este sentido, son los senos paranasales los que contienen los siguientes huesos: frontal (están situados en la parte interior de la frente), maxilar (los pómulos), etmoides (la región superior de la nariz) y esfenoides (detrás de la nariz); su función principal es evitar que la nariz se seque mientras respiramos.

Te puede Interesar:  Dolor de Ojos por la Sinusitis

medicamentos sinusitis

Técnicas para evitar contagios de sinusitis

Una manera de contrarrestar o prevenir la sinusitis es la humectar las fosas nasales, ya sea bebiendo agua o inhalando vapores (al ducharnos abrir la llave de agua caliente o hervir agua).  Igualmente, evitar permanecer mucho tiempo en ambientes secos y dormir con la cabeza algo levantada.

Pero la manera más idónea de prevenir la sinusitis es procurar no contagiarnos de gripe y en caso inevitable de resfriado actuar inmediatamente contra los síntomas, por lo que se sugiere:

  • Ingerir muchas frutas, hortalizas y verduras con efectos antioxidantes y vitaminas que fortalezcan el sistema inmunológico.
  • Bajar los niveles de estrés
  • Mantener las manos bien limpias para evitar contagios
  • Vacunarse contra la gripe.
  • Ingerir bastante líquidos a fin de aumentar la humedad del cuerpo.
  • Utilizar descongestionantes cuando se tenga alguna infección respiratoria.
  • Medicarse con prontitud y de forma adecuada las alergias.
  • Usar humidificador para intensificar la humedad tanto de la nariz como de las áreas sinusuales.

Otras formas para evitar su contagio son los cuidados personales que contribuyen a minimizar la congestión, por ejemplo:

  • Colocar paños húmedos y calientes en la cara varias veces al día.
  • Colocar en cada fosa nasal gotas de solución salina, por lo menos durante 5 días solamente.
  • De estar congestionado evite viajar en avión.
  • Evite temperaturas extremas y sus cambios súbitos.

Medicamentos más Comunes para Eliminar la Sinusitis

De la variada gama de medicamentos que generalmente prescriben los especialistas otorrinolaringólogos para eliminar la bacteria que causa la sinusitis se encuentran los antibióticos, que se encargan de eliminar las infecciones.

El tratamiento indicado puede abarcar entre 10 a 14 días incluso más tiempo, si se trata de una sinusitis crónica y debe cumplirse en su totalidad para lograr a experimentar mejoría y los síntomas desaparezcan.

Te puede Interesar:  Consecuencias de la Sinusitis

De los antibióticos para la sinusitis se disponen de acuerdo al tipo que sea, por ejemplo para la aguda pueden utilizarse amoxicilina o trimetoprima-sulfametoxazol. En casos de personas alérgicas a estos componentes los sustitutos son la cefalosporina (cefuroxime) o algún antibiótico macrólido.

En caso de no producirse una notoria mejoría luego de una semana del tratamiento se recurre a uno más fuerte como la amoxicilina-clavulanata, la quinolona (ciprofloxacin) o cefalosporina (cefuroxime). Pasadas tres a cuatro semanas sin lograr los efectos esperados puede indicarse clindamicina o metronidazol.

Y si aún persisten las molestias no queda otra alternativa que la hospitalización del paciente donde se le suministrarán los antibióticos intravenosos para ser sometido quirúrgicamente. Además, si la sinusitis es crónica, el galeno retira una muestra de tejido para su estudio a través del método endoscópico.

De acuerdo con lo que esta arroje, indicará el tratamiento con el antibiótico más adecuado para el paciente. Entre el catálogo de medicamentos para la sinusitis están los siguientes:

Antibióticos Betalactámico

Comprenden Amoxicilina (Amoxil, Polymox, Trimox, Wymox), Amoxicilna-Clavulanante, Cefalexina (Keflex), Cefadroxil (Duricef, Ultracef), Cefaclor (Ceclor), Cefuroxima (Ceftin), Cefpodoxima (Vantin), Loracarbef (Lorabid), Cefditoren (Sprectracef), Cefixima (Suprax).

Ceftibuten (Cedex), Meropenem (Merrem) e Imipenem/cilastatin (Primaxin). Estos fármacos tienen una serie de efectos secundarios, que se les debe  prestar cuidado pues crean reacciones alérgicas como salpullido, comezón cutánea, disnea y que dado el caso requerirá atención de emergencia.

Otras consecuencias que pueden surgir con el uso de estos productos son diarrea que en caso de ser severa, es necesario acudir al médico tratante. También nauseas, vómitos y dolencias estomacales.

Además, se sugiere comunicar al doctor sobre el uso de anticonceptivos orales,  ya que su efectividad disminuye con los antibióticos. De Igual modo, si se observa la aparición de moretones de algún sangrado espontáneo debe buscarse atención inmediata con un especialista.

Te puede Interesar:  Sinusitis y Congestión Nasal

Antibióticos Flouroquinolones

Abarcan los siguientes: Ciprofloxacin (Cipro), Levofloxacin (Levaquin), Sparfloxacin (Zagam), Gemifloxacin (Factive), Gatifloxacin (Tequin), Moxifloxacin (Avelox), Enoxacin y Norfloxacin

Las contraindicaciones de estos medicamentos señalan no ingerirlos en un tiempo prudencial de 2 horas si toma antiácido o sucralfatos. Otros como el Levofloxacin no deben combinarse con los utilizados para latidos cardíacos y el Enoxacin con productos cafeinados.  Entre los efectos secundarios se pueden citar:

Vértigo o aturdimiento, inflamación y desgarros de tendones, baja de azúcar en diabéticos, latidos irregulares (bajo potasio), sensibilidad a la luz solar. Otras precauciones son las reacciones alérgicas (salpullido, comezón o dificultad para respirar) para lo cual se debe buscar atención médica inmediata.

Macrólidos y Azálidos

En esta gama de antibióticos está Eritromicina (Zithromax), Claritromicina (Biaxin) y Roxitromicina (Rulid) cuyos efectos secundarios se encuentran los calambres estomacales, nauseas, vómitos y diarrea.  Es importante tomar la precaución de evitar combinarlo con otras medicinas porque puede acarrear latidos irregulares.

Por último y para todos los tipos de antibióticos para la sinusitis conviene leer el prospecto, debido a que algunos se deben tomar con un vaso lleno de agua o   se debe comer antes de tomar las dosis, pues los efectos son tan fuertes que en algunas ocasiones ocasionan daños en el estómago.

Medicamentos Para la Sinusitis
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario