Mareos Por la Sinusitis

Los senos paranasales están ubicados en los huesos craneales alrededor de la nariz, comunicados por una serie de canales delgados que los conectan con el conducto nasal. No obstante, por su cercanía al sistema auditivo cuando se desarrolla una sinusitis hasta llegar a la cronicidad la infección puede extenderse a los oídos, provocando mareos en el paciente.

Es decir, la pérdida de equilibrio por sinusitis surge como una complicación de esa patología al empeorar la contaminación hasta llegar a uno o ambos oídos, generando un vértigo muy desagradable para la persona.

Mareos: infección de los oídos por la Sinusitis

El oído medio posee un conducto llamado Trompa de Eustaquio, a través del cual realiza las descargas que finalmente coinciden en la rinofaringe con las secreciones producidas por la sinusitis crónica.

Durante ese proceso de expulsión del moco contaminado hacia la garganta (posterior) suele propagarse la infección al oído medio y avanzar hasta llegar al oído interno, produciendo así mareos por sinusitis.

La contaminación causa hinchazón de la membrana timpánica y la Trompa de Eustaquio, bloqueando la capacidad para drenar el líquido, así como la función del oído interno de enviar señales correctas al cerebro en relación con nuestra ubicación espacial.

Esto conduce a la pérdida de equilibrio del paciente, quien corre el riesgo de sufrir caídas o golpes involuntarios como consecuencia de su incapacidad para mantener la orientación natural, afectando la ejecución de sus quehaceres diarios.

¿De qué forma se tratan los mareos por sinusitis?

Tomando en cuenta que la laberintitis o mareos tienen su origen en la sinusitis lo más recomendable es asistir al médico especialista, el cual es el otorrinolaringólogo, quien realiza los exámenes físicos, de imagenología y de sangre necesarios para hallar la causa de la inflamación de los senos paranasales, en vista de que puede ser alérgica, fúngica, odontógena o bacteriana.

Te puede Interesar:  Qué son los Senos Paranasales

Por consiguiente, cuando la sinusitis es fúngica los médicos suelen realizar un procedimiento quirúrgico, acompañado de un tratamiento antimicótico, analgésicos y antiinflamatorios.

En el caso de sinusitis alérgica, el especialista trata el caso con antihistamínicos, analgésicos, antiinflamatorios y antibióticos de ser necesario.

Si la sinusitis es de origen odontógena, tanto el odontólogo como el otorrinolaringólogo llevan a cabo el proceso quirúrgico para corregir la lesión dental, así como la limpieza de la secreción en el seno paranasal maxilar. Paralelo a ello se administran antibióticos, analgésicos y antiinflamatorios.

Cuando la sinusitis es bacteriana, se procede a aplicar un tratamiento apropiado para atacar el agente patógeno causante, luego de realizar un cultivo del moco para identificarlo.

En todos estos casos, los galenos recomiendan aplicar descongestionantes nasales, realizar lavados de la nariz con solución salina dos o tres veces al día, así como cumplir con el reposo necesario para aumentar las defensas del sistema inmunológico, de lo que depende también, en gran medida, la alimentación sana e hidratación constante del cuerpo.

¿Cómo evitar los mareos ocasionados por sinusitis?

Tomando en cuenta que los mareos por sinusitis surgen como consecuencia de la otitis producida por complicación de una infección paranasal, las medidas que nos ayudan a evitar llegar a ese extremo son:

  • Hidratación: Mantener el cuerpo hidratado ayuda a prevenir afecciones como la sinusitis y sus posibles complicaciones.
  • Evitar alimentos que favorecen las levaduras: Lo ideal es comer frutas, verduras y granos, evitando los alimentos endulzados y procesados.
  • Tratar bien las patologías de las vías respiratorias altas como gripes, resfriados comunes e infecciones.
  • Descansar: El descanso adecuado ayuda a aumentar las defensas del sistema inmunológico.
  • Higiene: Mantener una higiene apropiada evita el ingreso de bacterias o microorganismos al tracto respiratorio. Por ejemplo es importante lavarse las manos o usar antibacteriales con frecuencia, especialmente cuando se ha tenido contacto con muchas personas o se han visitado lugares públicos muy concurridos.
  • Mantener la humedad adecuada: Durante el período seco utilizar humificadores que evitan la resequedad de la nariz durante la noche. Cuando llega el invierno es necesario usar dispositivos que reduzcan el exceso de humedad.
  • Cero tabaco: Evitar el consumo de tabaco, así como ambientes donde exista mucha acumulación del humo de éste ayuda a reducir el riesgo de la enfermedad, en vista de que el tabaco contiene componentes nocivos que impulsan el desarrollo de patologías de las vías respiratorias altas.
Te puede interesar: Sinusitis en el embarazo

2 comentarios en “Mareos Por la Sinusitis”

Deja un comentario