Sinusitis Etmoidal

La sinusitis etmoidal es una infección causada por la acumulación de mucosidad en los senos etmoidales, estos son cavidades llenas de aire divididas en anterior, medio y posterior, localizadas detrás de la nariz y entre los ojos.

La sinusitis en general producen los mismos síntomas, dolores de cabeza, congestión nasal, secreciones de mucosidad, halitosis, tos nocturna intensa cansancio e hinchazón, la diferencia de la etmoidal es que la presión o dolor en la cara se ubica en las cavidades etmoidales.

Aunque los síntomas sean muy similares hay diferentes tipos de sinusitis y se puede dividir en tres grupos, la sinusitis según la zona, como es el caso de la etmoidal, la sinusitis según la evolución de la enfermedad y entrelazada a esta está la sinusitis según la causa.

 Aunque resulta difícil saber cuál fue el detonante o causa para la sinusitis, puede haber tres opciones, la sinusitis viral, la bacteriana y la fúngica (producida por hongos), esto será determinante en el tratamiento que se utilice, ya que solo en la bacteriana se deberán tomar antibióticos.

Como diferenciarlas, pues ahí es donde entra la sinusitis según la evolución de la enfermedad, y es que una sinusitis viral los malestares no debe durar más de 10 días, si este es el caso ya se encuentra en fase de una sinusitis bacteriana aguda, si la situación se prologan más de 4 semanas puede tratarse de una sinusitis crónica.

En el caso de la sinusitis producida por hongos la enfermedad puede ser confundida con otros problemas de nariz, ya que le suele dar a personas alérgicas y propensas a dificultades respiratorios, por ello el paciente puede durar años sin un diagnóstico y el tratamiento más eficaz para este tipo de sinusitis generalmente es la cirugía.

Te puede Interesar:  Sinusitis Alérgica

Sinusitis Etmoidal

En el caso de la clasificación por zonas se debe a que la sinusitis afecta a los senos paranasales, estos se dividen en Seno frontal, Seno etmoidal, Seno maxilar y Seno esfenoidal.

Los síntomas no son diferentes según la zona, los malestares, la congestión nasal, la mucosidad resultan los mismos, lo que cambia es la ubicación del acumulado de mucosidad y por lo tanto la sensación de presión y dolor en el rostro varía dependiendo a ello.

Estas clasificaciones no están aisladas una de la otra, de hecho pueden unirse, una sinusitis puede ser viral y etmoidal al mismo tiempo, por ello los tratamientos son los mismos. Solo varían dependiendo a la gravedad de la sinusitis, es decir si es bacteriana, ya que se deben consumir antibióticos, si es crónica o fúngica ya que se recomienda cirugía.

Tratamientos para aliviar la sinusitis etmoidal

Ya te pudiste dar cuenta la cantidad de vertientes que puede tener una enfermedad como la sinusitis, lo cierto es que este padecimiento traer una cantidad de molestias, los tratamientos pueden ir desde inhalar vapores de hiervas hasta cirugías, según lo complicado de tu cuadro de sinusitis.

Lo positivo es que con tratamientos naturales no puedes empeorar la situación, de hecho los remedios caseros te pueden dar un alivio sin necesidad de consumir tantos químicos, además que hay una gran cantidad de recetas y procedimientos eficaces que pueden a mejorar el escenario.

Remedios naturales para la sinusitis

Existen muchos remedios caseros para la sinusitis que te ayudarán a eliminar o reducir los síntomas, te proponemos los siguientes.

  • Agua: este siempre será el elemento número uno para cualquier enfermedad y en la sinusitis no hace la diferencia, tomar el vital líquido ayuda a aflojar la mucosidad que se acumula en los senos paranasales para facilitar su expulsión.
  • Vapor: inhalar el vapor de hierbas de una olla caliente con un paño que cubra la cabeza ayuda a descongestionar la nariz, este proceso hace más sencillo respirar y ayuda a disolver la mucosidad para facilitar su eliminación.
  • Humificador: adquirir un humificador puede ayudarte si tu sinusitis es crónica, es decir que se da con frecuencia. Este aparato remueve la sequedad del ambiente ayudando a que disminuya la irritación de tu garganta y fosas nasales.
  •  Paños de agua caliente: este método es un bálsamo, ya que puede relajar un poco al paciente, aliviar el dolor y al mismo tiempo el calor está aflojando la mucosidad que debe salir del cuerpo.
  • Spray nasal con agua de mar: el agua de mar siempre se ha conocido por ayudar a sanar los padecimientos respiratorios o el refriado común, y es que por sus propiedades viene bien colocar un poco de este líquido en un spray, por ello varias marcas han creado este producto, y así ayudar a eliminar la congestión nasal, para que dé resultados puedes usarlo todos los días.
  • Quinchoncho: las propiedades medicinales de este grano resultan ideales para combatir la sinusitis, además que tienen diversas formas de aplicarse, una de ellas es con pastillas, en las casas naturistas han comprimido el grano para crear cápsulas para facilitar su consumo. Otra forma más casera es colocar un puñado de granos en un recipiente de agua caliente e inhalar el vapor que suelta teniendo puesta una toalla en la cabeza para absorber mejor el aire caliente. Esto ayudara a disolver la mucosidad acumulada y expulsarla del cuerpo.
  • Aceite: los aceites pueden ayudar con la sinusitis, es recomendado el aceite de oliva, con él se pueden dar pequeños toques en la zona afectada, dependiendo al nivel de tolerancia que tenga el paciente, puede calentar un poco de aceite de oliva a una temperatura que pueda ser aguanta por la piel y masajear el rostro donde están ubicados los senos paranasales. Esto disminuirá la hinchazón que produce la sinusitis y los masajes puede ayudar a ceder la mucosidad para una rápida expulsión.
  • Ajo: aunque no lo parezca el ajo tiene un sinfín de propiedades curativas, entre ellas esta combatir a la sinusitis, y es que este alimento además de sazonar tus comidas, tiene un efecto antiinflamatorio y posee un alto poder antibacteriano, lo que lo hace ideal para reducir la hinchazón que produce la sinusitis y para prevenirla.
  • La forma de aplicarlo para esta causa es sencilla, se machaca el ajo, se diluye en agua y se aplican 10 gotas en cada fosa nasal dos veces al día hasta que los síntomas de la sinusitis desaparezcan.
Te puede Interesar:  Sinusitis Crónica

Ante cualquier problema de salud o en caso de necesitar consejo, debes acudir a un profesional médico. La información de este blog es complementaria y no debe ser tomada como asesoramiento profesional.

Fuentes:

Sinusitis Etmoidal
5 (100%) 4 votes

Deja un comentario