Fiebre del Heno

La Fiebre del Heno es un tipo de rinitis alérgica estacional, la cual surge como consecuencia de la reacción del cuerpo a algunos componentes del ambiente como el polen y el moho, los cuales se encuentran en el aire en mayor cantidad durante algunas estaciones del año como primavera y verano.

Cuando algunas partículas como el moho o el polen están presentes en el ambiente pueden ingresar por las fosas nasales, ocasionando una inflamación de los tejidos nasales que ocurre por la producción de histamina en el cuerpo como reacción del sistema inmunológico, abriendo paso al desarrollo de la Fiebre del Heno.

 ¿Cuáles son los síntomas que manifiestan la Fiebre del heno?

Al igual que la rinitis alérgica esta dolencia puede manifestarse a través de:

  • Irritación de la nariz
  • Estornudos
  • Congestionamiento nasal
  • Secreción nasal abundante
  • Fiebre
  • Lagrimeo
  • Ardor en la garganta
  • Picor en los oídos y garganta
  • Fatiga
  • Dolor de cabeza
  • Dificultad para captar olores y/o sabores
  • Hormigueo en la nariz
  • Ojeras

¿Cómo se trata la Fiebre del Heno?

Para minimizar la molestia que ocasionan los síntomas de este tipo de calentura lo más recomendable es identificar el alérgeno que causa la patología, a fin de reducir en la mayor medida posible el contacto con éste.

Para detectar dicho agente los médicos suelen sugerir la aplicación de pruebas cutáneas y sanguíneas, a fin de proporcionar el tratamiento y cuidados adecuados apropiados para obtener pronta mejoría.

Bajo esta premisa y como dichos alérgenos están presentes en el ambiente, los especialistas suelen recetar diversos medicamentos antihistamínicos, descongestionantes o aerosoles nasales que ayudan a proporcionar un alivio al paciente.

Te puede Interesar:  Dolor de Ojos por la Sinusitis

También se utilizan algunos esteroides en spray y lavados nasales para desinflamar los tejidos internos de la nariz y eliminar rápidamente la secreción que afecta la respiración normal.

¿Algún remedio casero para calmar los síntomas de la Fiebre del Heno?

Como en todas las patologías que afectan las vías respiratorias altas, la sintomatología ocasionada por la Fiebre del Heno también puede calmarse a través del uso de remedios y técnicas caseras como:

  • Cítricos: Consumir frutas cítricas como el limón, la naranja y la mandarina es muy beneficioso por su alto contenido de vitamina C, la cual es un antialérgico natural, además aumenta los niveles de nuestro sistema inmunológico.
  • Miel: Usar la miel como edulcorante natural en nuestros alimentos es muy ventajoso, en vista de que contiene partículas de polen, el cual puede crear resistencia a la reacción alérgica al preparar al cuerpo ante su presencia.
  • Regaliz: Esta planta tiene grandes propiedades antiinflamatorias, por lo que consumirla en infusión ayuda a desinflamar los tejidos internos de la nariz, proporcionando gran alivio al paciente.
  • Aloe Vera: Consumir o utilizar la gelatina de esta planta como un spray nasal también ayuda a desinflamar y descongestionar los conductos nasales cuando de tiene una
  • Té verde: Tomar al menos dos tazas de té verde al día (lejos de las comidas) es muy ventajoso para contrarrestar la Fiebre del Heno, en vista de que disminuye la producción de histamina en el cuerpo y, por consiguiente, evita la reacción ante cualquier alérgeno presente en el ambiente.
  • Ortiga: El consumo diario de dos infusiones de esta planta también ayuda a disminuir la reacción alérgica al polen por su naturaleza antihistamínica, la cual brinda también alivio a la congestión nasal.
  • Manzanilla: Inhalar el vapor de la infusión de manzanilla al menos dos veces al día ayuda a descongestionar la nariz. Es recomendable hacerlo en la mañana y en la noche antes de dormir, a fin de obtener un buen descanso con las vías respiratorias libres.
Te puede Interesar:  Sinusitis y Tinnitus

 ¿Cómo prevenir la Fiebre del Heno?

Para evitar desarrollar esta dolencia que puede aquejar a muchas personas durante la primavera y el verano lo más apropiado es:

  • Evite realizar actividades al aire libre
  • Utilice aire acondicionado para aclimatar su casa
  • Mantenga cerradas las puertas y ventanas del hogar
  • Elimine el moho presente en ambientes interiores y exteriores del hogar
  • Repare las posibles filtraciones que puedan existir en el hogar
  • Viaje con las ventanillas del auto cerradas
  • Utilice gafas de sol en ambientes exteriores
Fiebre del Heno
5 (100%) 2 votes

Deja un comentario