Remedios Caseros Para Quitar la Sinusitis Rápidamente

¿Tienes sinusitis y lo estás pasando fatal cada vez que te vienen los dolores de cabeza, el mal aliento, la fiebre, dolor en la cara y muchos síntomas más? No te preocupes, yo pasé por ello. En este blog te voy a enseñar algunos remedios caseros para eliminar la sinusitis de una forma natural y efectiva, y así evitar una gran cantidad de medicamentos y te ahorrarás mucho dinero.

remedios-caseros-sinusitis

¿Qué es la sinusitis?    

La sinusitis es la hinchazón de los senos paranasales, la cual por lo general surge luego de una gripe, un catarro, un resfriado común o una infección de las vías respiratorias altas; aunque también puede manifestarse como consecuencia de alergias, hongos o infecciones dentales.

Los senos paranasales son unos tejidos huecos ubicados a la altura de los huesos faciales, específicamente en la nariz y la frente. Estas membranas están divididas en pares y se clasifican como: frontales (delante del hueso de la frente), etmoidales (detrás de la cavidad ocular), maxilar (a ambos lados de la nariz) y esfenoidal (delante del hueso esfenoide).

Entre las funciones principales de dichas membranas se encuentra el calentar el aire frío del ambiente cuando ingresa a nuestro organismo, así como producir el moco que mantiene húmedo el conducto nasal.

Cuando los senos paranasales se hinchan suelen obstruir o dificultar la expulsión de la secreción que termina acumulándose, la cual si no es tratada de forma adecuada puede infectarse y así dar origen a la sinusitis aguda o crónica.

Por lo general, esta patología se presenta aproximadamente en un 14% de los habitantes de la tierra, sin distinguir entre bebés, niños, adultos, mujeres embarazadas o personas de la tercera edad; incluso hasta los perros pueden presentar cuadros de sinusitis.

Durante los últimos diez años ha aumentado el número de casos de personas que padecen esta condición, como secuela de la contaminación del ambiente, los asentamientos poblacionales, la resistencia a los fármacos antimicrobianos y el cambio climático.

Aun cuando la sinusitis es una enfermedad que en su mayoría no representa grandes riesgos de mortalidad en las personas, si se sospecha de padecerla es importante acudir a un especialista (otorrinolaringólogo) para que determine sus causas, condiciones y aplique el tratamiento adecuado que permita a las personas continuar con su vida habitual sin las molestias que ocasiona esta condición.

¿Qué Tipos de sinusitis existen?

Los tipos de sinusitis se identifican según la causa que la provoca, así como el seno paranasal que se inflama (por lo general ambos senos paranasales se hinchan, es decir, cuando se manifiesta la patología sus síntomas se presentan en ambos lados del rostro).

La identificación del tipo de sinusitis que desarrolla la persona es fundamental para administrar un tratamiento apropiado y hacer las recomendaciones necesarias al paciente que le permitan evitar los factores de riesgo. De esta manera es posible disminuir la posibilidad de reincidencia de la enfermedad, garantizando una mejor calidad de vida al paciente.

He allí la importancia de recurrir al especialista, quien determinará si la patología es:

cronica sinusitis

Sinusitis Crónica

Es la infección bacteriana de alguno de los senos paranasales, la cual surge como una complicación de la sinusitis aguda, cuando no se ha tratado la patología o el tratamiento aplicado al paciente no es el adecuado.

odontogena sinusitis

Sinusitis Odontógena

El seno paranasal maxilar es el más grande del cuerpo humano, ubicado a los lados de la nariz, muy cerca de las raíces de los dientes molares. Cuando se infectan o se desvían pueden ocasionar una obstrucción en el seno.

aguda sinusitis

Sinusitis Aguda

Se refiere a la inflamación de cualquiera de los senos paranasales como consecuencia de una infección bacteriana, originada por el ingreso de algún microorganismo por vía nasal.

fungica sinusitis

Sinusitis Fúngica

Surge cuando se inflaman los senos paranasales por la presencia de hongos, los cuales infectan la secreción acumulada. Esta patología por lo general es desarrollada por niños y jóvenes con antecedentes alérgicos.

maxilar sinusitis

Sinusitis Maxilar

Es la inflamación del seno paranasal maxilar, ubicado a la altura de la nariz, el cual es el más grande del cuerpo humano. Su hinchazón dificulta la eliminación natural del moco, ocasionando síntomas muy molestos.

frontal sinusitis

Sinusitis Frontal

Se trata de la inflamación de los senos paranasales frontales, ubicados a la altura del hueso frontal del cráneo, la cual produce una fuerte presión en el rostro y el área interior de la frente. Suele producir dolor en las cejas y la cavidad ocular.

Sinusitis Etmoidal

La sinusitis etmoidal es una infección causada por la acumulación de mucosidad en los senos etmoidales, estos son cavidades llenas de aire divididas en anterior, medio y posterior, localizadas detrás de la nariz y entre los ojos.

sintomas sinusitis bacteriana

Sinusitis Bacteriana

La sinusitis bacteriana es una infección en los senos paranasales, estos se encuentran en los huesos frontales del rostro, este padecimiento causa molestias a la hora de respirar.

sintomas sinusitis paranasal

Sinusitis Paranasal

Durante la sinusitis paranasal los senos paranasales se inflaman durante varios días o semanas, sin ceder ante casi ningún procedimiento.

Sinusitis Vírica

La inflamación de los senos paranasales que conocemos como sinusitis puede en ciertas ocasiones ser causada por un virus.

sintomas sinusitis alergica

Sinusitis Alérgica

La sinusitis bacteriana es una infección en los senos paranasales, estos se encuentran en los huesos frontales del rostro, este padecimiento causa molestias a la hora de respirar.

sinusitis esfenoidal sintomas

Sinusitis Esfenoidal

La sinusitis esfenoidal es la inflamación o infección en los senos esfenoidales, estos son cavidades de aire localizadas detrás del cráneo, específicamente arriba de la nasofaringe, debajo de la glándula pituitaria.

Remedios caseros para la sinusitis 

Remedios caseros para la sinusitis

Existe una amplia variedad de remedios contra la sinusitis que se han utilizado para  la prevención, el tratamiento  y el alivio de la sinusitis.

Te comento una breve explicación de cada uno de estos remedios a fin de que puedas seleccionar aquellos que prefieras emplear para ayudarte a disminuir los síntomas de la sinusitis, sanar la inflamación y evitar que la  enfermedad se agrave.

Beber Agua

Mantener el organismo en adecuadas condiciones de hidratación es un factor que ayuda en gran medida con el alivio de los síntomas de la sinusitis ya que contribuye  con el despeje de las vías respiratorias al hacer menos espeso el moco acumulado.

Lo único que debes hacer es  ingerir suficiente cantidad de agua (mínimo 8 vasos) durante todo el día y evitar el consumo de  bebidas que puedan causar irritación en las mucosas como son el café, las bebidas alcohólicas, los refrescos y  las bebidas azucaradas.

Hacer Vaporizaciones

Las inhalaciones de vapor son muy útiles para descongestionar las fosas nasales. Para ello, debes llenar con agua una olla, ponerla a hervir y retirarla cuando llegue a la ebullición.

Luego, antes de que se enfríe, se debe inclinar la cabeza sobre el recipiente y cubrirla con una toalla para inhalar profundamente los vapores.

Se recomienda incorporar a la mezcla un poco de sal, ya que tiene un efecto antibacteriano. También es de gran ayuda la práctica de inhalar vaporizaciones que contienen  hojas de eucaliptus, menta o romero.

Mezcla de Aceites Esenciales

Los aceites esenciales de eucalipto, lavanda y limón constituyen agentes naturales para la descongestión. El aceite de eucalipto es antiinflamatorio y antimicrobiano, el aceite de lavanda es relajante para la mente y el cuerpo y el aceite de limón es antibacteriano y analgésico.

Se mezclan de tres a cuatro gotas de cada uno de estos aceites  y con esta mezcla realiza masajes en las sienes, el cuello, y su parte posterior con los dedos. Al mismo tiempo, respira profundamente para inhalar los vapores de estos aceites.

Para que obtengas mejores resultados, puedes aplicar esta mezcla varias veces al día.

Agua Salada

Realizando lavados de agua salada dentro de la nariz por medio de una botella de rocío, se puede ayudar a eliminar las bacterias y otros factores contaminantes en los conductos  nasales.

El agua tibia y la sal ayudarán a que se disuelva la mucosidad y, por consiguiente, a respirar bien utilizando productos naturales.

Gotas de Ajo

Emplear el ajo en gotas nasales es muy útil para combatir y prevenir la sinusitis debido a sus elevadas propiedades antibacterianas y antiinflamatorias.

Para ello debes aplastar un ajo, diluirlo en agua y aplicarte 10 gotas del líquido en cada fosa nasal.

Es recomendable repetir este tratamiento dos o tres veces al día hasta que los síntomas desaparezcan.

Para la prevención de la sinusitis se recomienda utilizar polvo de ajo o ajo crudo en la preparación diaria de las comidas.

Vinagre de Manzana

 Las vitaminas y minerales contenidos en el vinagre de manzana reducen los síntomas de la sinusitis ya que se equilibra el pH en los senos nasales y se descongestionan las fosas nasales.

El modo de preparación es agregar  dos o tres cucharaditas de vinagre de manzana a una taza de agua tibia y beber esta mezcla dos a tres veces al día.

Si quieres obtener beneficios adicionales también puedes utilizar esta mezcla para hacer gargarismos.

Miel

La miel es un agente antibacteriano que alivia la inflamación en los conductos nasales y en la garganta causada por la sinusitis.

Para hacer este tratamiento mezcla una cucharada de miel con una o dos cucharaditas de jugo de limón, calienta por unos segundos y consume esta preparación, preferiblemente dos veces al día.

Pimienta de Cayena

La pimienta de Cayena es un agente descongestionante, por lo que limpia los senos paranasales rápidamente.

Para utilizarla debes agregar media cucharadita  de pimienta de cayena, dos cucharaditas de miel y un trozo pequeño de limón a una taza de agua caliente, mezclar bien y beber esta infusión tibia.

Si consumes este té de dos a tres tazas al  día notarás la mejoría rápidamente.

Jengibre

El  jengibre es un producto altamente eficaz para tratar la sinusitis, debido principalmente a sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.

La manera de utilizarlo es agregar una o dos cucharaditas de jengibre rallado a una taza de agua caliente,  dejar reposar, colar y tomar. Si lo deseas, puedes agregar algo de miel para darle un mejor sabor.

La dosis recomendada para obtener resultados positivos es consumir tres tazas de éste té de jengibre al día. Además, para prevenir,  puedes masticar trozos  pequeños de jengibre varias veces al día, así como incluir su empleo en las recetas que se preparen a diario.

Té Verde

Por su  alto contenido de antioxidantes el té verde es un elemento de gran ayuda en el tratamiento de la sinusitis.

El modo de prepararlo es agregar dos cucharaditas de té verde  a una taza de agua caliente, colar y beber este té tibio.

Es recomendable beber este té de tres a cuatro tazas al  día.

Cataplasma de Rábano y Cebolla

Tanto el rábano como la cebolla contienen compuestos que facilitan la eliminación del moco para despejar así las vías respiratorias.

La receta consiste en triturar una cebolla y seis rábanos hasta obtener una pasta y extender la misma  con una gasa sobre los senos paranasales.

La aplicación de ésta cataplasma te proporcionará el alivio esperado de manera casi instantánea.

Baño de Desintoxicación

Un baño desintoxicante con la incorporación de sal de Epsom y bicarbonato de sodio eliminará los microbios y las toxinas de tu cuerpo mientras que relaja tus músculos.

Para ello, debes  agregar una taza de sal de Epsom, media taza de bicarbonato de sodio y de seis a ocho gotas del aceite esencial que prefieras al agua tibia en tú bañera y remójate por un período de unos quince a veinte minutos en él.

Realiza este baño diariamente para que aproveches los beneficios relajantes y desintoxicantes del mismo.

Raíz de Cúrcuma

La raíz de cúrcuma es rica en una sustancia antiinflamatoria llamada curcumina, la cual contribuye en gran medida a descongestionar tus conductos nasales.

El modo de empleo consiste en agregar una o dos cucharaditas de raíz de cúrcuma  rallada a una taza de agua caliente, colar y tomar esta infusión con una frecuencia de dos a tres veces al día. Para darle sabor se puede agregar miel y limón.

También puedes acostumbrarte a utilizar la cúrcuma en la preparación de las comidas.

Extracto de Semilla de Pomelo

Este extracto posee altas propiedades antibacterianas que son importantes en el combate de la infección que causa la sinusitis

Para preparar esta receta debes incorporar algunas gotas de extracto de semilla de pomelo a media taza de agua caliente, e inhalar profundamente.

Se recomienda la aplicación de esta receta dos veces al día.

Aceite de Coco

El aceite de coco es un producto que ayuda en la eliminación de la congestión en las fosas nasales.

Para conseguir sus beneficios lo que debes hacer es derretir una cucharada de aceite de coco y mantenerlo en tú boca agitándose tal y como si fuese un enjuague bucal, luego terminas enjuagando con agua tibia.

Puedes hacerte este remedio una vez diaria hasta que sientas que ha cedido la congestión.

Peróxido de Hidrógeno

El peróxido de hidrógeno (o agua oxigenada) es una sustancia astringente que eliminará los microbios que crecen en tus fosas nasales.

Para utilizarlo coloca peróxido de hidrógeno al 3% en una botellita de rocío pequeña y luego rocía la preparación varias veces en tus fosas nasales.

De ser necesario repite esta aplicación después de algunas horas, hasta que sientas alivio.

Comer Piña

El consumo de piña es un remedio muy usado para la sinusitis debido a que  contiene una enzima denominada bromelina que contribuye bastante con la reducción de la inflamación en las fosas nasales.

Consume dos rodajas o dos vasos de su jugo diariamente. La piña se debe ingerir por un lapso máximo de nueve días y debes  evitar grandes cantidades a la vez, ya que podría ocasionarte dolores estomacales.

Hojas de Albahaca

La albahaca es conocida por ser un poderoso elemento antibacteriano, antihongos y anti-inflamatorio.

La manera de prepararla es hervir unas diez  hojas de albahaca en una taza de agua y después agregarle un poco de azúcar.

La dosis recomendada es beber este infusión cada mañana en ayunas; aunque se  puede tomar esta mezcla tres veces al día; en casos donde la sinusitis sea muy grave.

Compresas de Menta

La menta tiene excelentes propiedades descongestionantes y antiinflamatorias por lo que  es una hierba útil en el alivio de los síntomas de la sinusitis.

Se prepara una infusión con dos cucharadas de menta en una taza de agua, se deja enfriara y se cuela.

Luego con una gasa se aplican compresas sobre las fosas nasales por unos quince minutos varias veces al día.

Aceite de Oliva

El  aceite de oliva es un producto que se ha utilizado históricamente en la preparación de muchos remedios. Usándolo para aplicar suaves masajes se puede lograr aliviar la presión y el dolor en la cara a la altura de las fosas nasales.

Para ello, calienta un poco de aceite de oliva en los dedos y utilízalo para darte un masaje en la zona. Esto permitirá el flujo libre de las mucosas y su posterior eliminación.

Ortiga

La ortiga tiene un elevado poder antihistamínico y antiinflamatorio. Por lo que es capaz de aliviar los síntomas de la sunisitis.

El modo de prepararla es agregar una cucharada de hojas secas de ortiga en una taza de agua caliente. Tapar y dejar reposar durante cinco minutos. Colar y agregar algo de miel.

Esta mezcla debes beberla dos o tres veces al día hasta que los síntomas de la afeccion desaparezcan.

Es importante aclarar que el consumo de la ortiga no se recomienda en mujeres en estado de embarazo ni en niños pequeños.

Vitamina C

La vitamina C ayuda en la prevención de la sinusitis debido al fortalecimiento de tu sistema inmunológico. Además por sus propiedades antihistamínicas disminuirán los síntomas de la alergia.

Para aprovechar sus beneficios consume alimentos ricos en vitamina C como naranjas, limones, naranjas, brócoli, fresas, kiwi, pimientos, patatas, col  de Bruselas y tomates.

Descanso

 Para lograr los mejores resultados en  el proceso de desinflamación es muy importante tener un adecuado descanso, ya que durante el sueño la inflamación interna tiende a reducirse, debido a  la disminución en los procesos del  metabolismo.

Para que tu  descanso sea efectivo contra la sinusitis, debes  dormir como mínimo siete horas al día sin interrupciones y, durante el sueño, tratar de mantener la cabeza algo levantada con el fin de facilitar así la respiración.

Inmersión en Agua

Este tratamiento casero consiste en introducir los pies en un recipiente con agua caliente (la máxima temperatura que puedas aguantar) y colocar una compresa fría en la nuca y otra en la frente.

Cuando el agua de los pies esté fría vuelve a agregar agua caliente y cambia los paños fríos cuando estén tibios.

¿Qué síntomas presenta la sinusitis?

Los síntomas de la sinusitis suelen variar dependiendo del avance en el que se encuentra la enfermedad, la cantidad de días con las molestias, el nivel de sensibilidad y la condición de salud del paciente, por lo que no todos manifiestan las mismas o todas las señales que caracterizan esta patología.

La sintomatología que produce la sinusitis es muy parecida a la de una gripe o una rinitis; no obstante, cuando se presentan al menos dos de los indicios descritos a continuación lo más recomendable es acudir al especialista para aplicar el tratamiento adecuado para la sinusitis según el origen de la patología:

  • Dolor de cabeza: Cuando se inflaman los senos paranasales por la dificultad para eliminar naturalmente el moco se presenta una presión bastante fuerte en la zona, la cual conlleva a dolores de cabeza constantes por la sinusitis además de palpitaciones tanto en la frente como en los lados y el puente de la nariz.
  • Dolor de muelas: Esto se presenta cuando está inflamado el seno paranasal maxilar, ubicado a los lados de la nariz y muy cerca de las raíces de los dientes molares. La presión que ejerce la hinchazón del seno puede provocar inflamación en la parte superior de la encía.
  • Rinorrea: La irritación de las membranas que recubren los senos paranasales genera un aumento en la irrigación sanguínea nasal, incrementando también la producción del moco para eliminar cualquier impureza. La secreción puede ser transparente, amarillo verdoso, acuosa o espesa según el estado de avance de la sinusitis.
  • Obstrucción y/o congestión nasal: En vista de que las membranas que componen los senos paranasales se inflaman se obstaculiza la expulsión del moco producido por éstas, lo que conlleva a una congestión nasal muy molesta que dificulta la respiración normal del paciente, afectando en algunas ocasiones su sentido del olfato y el gusto.
  • Dolor de garganta: La irritación que produce la sinusitis en el conducto nasal se presenta tanto en la parte anterior como posterior de la nariz, conllevando en algunas ocasiones a la irritación de la garganta por el carraspeo que se origina como consecuencia de la secreción nasal.
  • Halitosis: Surge por la eliminación del moco acumulado en los senos paranasales por la parte posterior de la nariz hacia la garganta, área en la cual se almacena, trayendo como consecuencia la activación de la flora bacteriana que produce el mal aliento por la sinusitis, cuestión que se acrecienta cuando se respira por la boca por congestión nasal.
  • Tos: La tos es un acto reflejo para despejar las vías respiratorias. Cuando existe mucha secreción e irritación de la nariz y garganta suele presentarse este síntoma como secuela de la expulsión constante del moco por la parte posterior del conducto nasal, resultando muy molesto para el paciente.
  • Mareos: En vista de que los senos paranasales se encuentran muy cerca de los conductos auditivos, cuando la sinusitis llega al nivel de cronicidad la infección puede extenderse a los oídos, por medio de la Trompa de Eustaquio, provocando la sinusitis pérdida de equilibrio y ubicación espacial del paciente.
  • Goteo retronasal: Es la expulsión de la secreción por el conducto nasal posterior, el cual conecta con la garganta, generando una sensación de acumulación de moco en esa zona. Esto se produce por la generación abundante de secreción como acto reflejo del cuerpo para limpiar la nariz y los senos paranasales.
  • Sinusitis sin mocos: En ocasiones existen casos de sinusitis que no presentan la aparición de moco, descubre en este artículo las posibles causas.

Tratamientos para la sinusitis

En vista de que esta patología es muy común tanto en niños como en adultos, actualmente existen muchos tratamientos para contrarrestar sus síntomas, que van desde la administración de fármacos de uso comercial hasta simples curas para la sinusitis, los cuales resultan muy efectivos siempre que se apliquen de la manera correcta. Entre ellos podemos destacar:

  • Homeopatía: Este tratamiento natural para la sinusitis resulta muy efectivo para disminuir los síntomas causados por la sinusitis, a través del consumo de algunas concentraciones de origen natural, las cuales son muy seguras y eficaces a la hora de desinflamar y disminuir el dolor de los senos paranasales y eliminar la congestión nasal.
  • Antibióticos: Este tratamiento se administra para atacar los microbios que infectan los senos paranasales como: Moraxella Catarrhalis, Haemophylus influenzae y Streptococcus Pneumoniae, Streptococcus Pyogenes, Pseudomonas Aeruginosa y Staphylococcus Aureus. En muy pocas ocasiones se manifiesta sinusitis por la combinación de dos bacterias; sin embargo, en ese caso se aplican dos antibióticos.
  • Remedios Caseros: Se trata de la aplicación de algunas técnicas y el consumo de determinadas infusiones de plantas, frutas y verduras con propiedades curativas, los cuales se usan como analgésicos, desinflamatorios, expectorantes y descongestionantes, a fin de disminuir la sintomatología manifestada por la sinusitis, siempre y cuando se conozca el origen de la patología.
  • Mujeres embarazadas: Cuando la sinusitis no es de origen bacteriano suelen administrarse normalmente descongestionantes, antipiréticos, antihistamínicos, antitusígenos y expectorantes, fármacos que suelen ser seguros si administran en cantidades limitadas. Si la patología es de origen bacteriano deben utilizarse antibióticos que no representen peligro alguno tanto para la madre como para el embrión.

 

Descubre los mejores tratamientos para la sinusitis

A quién puede afectar la sinusitis

La sinusitis es una patología muy común que puede presentarse en cualquier persona sin distinguir edad, condición o sexo. Suele manifestarse con mayor frecuencia en aquellas personas que tienen algunos trastornos en su sistema inmunológico, diabéticos, pacientes con alergias recurrentes, así como aquellos que presentan desviación del tabique, pólipos en el conducto nasal o cualquier otra anomalía de las vías respiratorias altas.

Bajo esta premisa, ninguna persona actualmente está exenta de desarrollar en algún momento de su vida una sinusitis, tomando en cuenta que cada año aumentan los casos como consecuencia de la contaminación ambiental y el cambio climático, factores que hacen que esta condición de presente en:

  • Bebés: La sinusitis en bebés es una condición bastante usual, la cual se manifiesta por presentar su sintomatología durante un lapso mayor a diez días. Entre las causas más frecuentes de sinusitis en bebés se encuentran infecciones de las vías respiratorias altas, desarrollo de alergias o exposición a climas muy fríos.
  • Niños: La sinusitis en niños suele ser tan frecuente como la de los bebés, por lo que representa uno de los principales motivos de la consulta pediátrica actualmente. Es importante tratar apropiadamente esta patología en niños menores de siete años, pues aún a esa edad algunos senos paranasales están culminando su formación.
  • Embarazadas: Aunque no se ha comprobado científicamente, se sospecha que los cambios hormonales que experimenta la mujer durante la gestación disminuyen las defensas de su sistema inmunológico, por lo que tiende a desarrollar patologías como sinusitis la cual suele tratarse con medicamentos que resultan seguros tanto para la madre como para el feto.
  • Gente de la tercera edad: En vista de que las personas de la tercera edad pueden sufrir algún declive en su sistema inmunológico, es probable que manifiesten una sinusitis, la cual no representa peligro pero debe ser tratada adecuadamente para evitar posibles complicaciones, tomando en cuenta que las personas mayores suelen sanar en un lapso mayor que los jóvenes.
  • Perros: Así como sucede con los humanos, los perros pueden presentar una inflamación de su único seno paranasal (el maxilar), el cual se ubica a la altura de la frente del canino. Por lo general el moco acumulado por la hinchazón del seno se infecta, provocando los mismos síntomas que en las personas.

Factores de riesgo de la sinusitis

La sinusitis puede desarrollarse por diversos factores que nos hacen propensos a ella como una infección viral del tracto respiratorio, un resfriado común, una rinofaringitis viral, o una alergia a algún componente del ambiente, condiciones que provocan la producción y acumulación del moco en los senos paranasales.

Aunado a ello, existen otras condiciones clínicas que pueden provocar el desarrollo de una sinusitis, tales como: desviación del tabique, pólipos o quistes en el conducto nasal, anomalías en el adenoides, tumores en la nariz, infección en los dientes molares o premolares, reflujo gastroesofágico o paladar hendido.

Los pacientes que tienen VIH y los diabéticos también tienden a sufrir de sinusitis, en vista de que su sistema inmunológico se ve comprometido constantemente como consecuencia de dicha enfermedad primaria.

Algunas prácticas cotidianas también pueden conducir la manifestación de una sinusitis como la natación en aguas no tratadas, el buceo, la exposición a temperaturas muy templadas sin el abrigo adecuado, exponerse al humo del tabaco (tanto a escala activa como pasiva),  hacer actividades al aire libre y exponerse a polvo o químicos que general alergia.

La falta de ejercicio o acción física también puede hacer propenso el cuerpo a sufrir una sinusitis, al igual que aquellas personas que viven en localidades con mucha contaminación ambiental por humo o gases.

En el caso de los bebés y niños, éstos suelen jugar con objetos pequeños que algunas veces introducen en su nariz inocentemente, lo que puede conllevar a la obstrucción y contaminación del conducto nasal, originando así una sinusitis.

Aquellas personas que suelen realizar actividades al aire libre como vuelo en parapente, Ícaro, aeroplanos y demás aeronaves también tienen grandes posibilidades de presentar algún cuadro de sinusitis por su exposición directa con el aire, el cual puede estar contaminado según la zona en la que se practique.

¿Se puede prevenir la Sinusitis?

Sí, siempre y cuando se apliquen determinados hábitos de higiene y alimentación que permitan prevenir su desarrollo. Dichas costumbres resultan fáciles de practicar para cualquier persona, entre las que destacan: la hidratación, pues tomar al menos un litro de agua al día ayuda a mantener hidratados los senos paranasales, los cuales pueden expulsar las bacterias y hongos a través del moco, controlando así los microorganismos que intentan ingresar al cuerpo.

Aunado a ello, es importante lavarse las manos con frecuencia, especialmente antes y después de comer, cuando hemos estado en contacto con muchas personas o visitamos un recinto muy recurrente, en vista de que los virus como la gripe se transmiten por el acercamiento con personas infectadas. En caso de no tener cerca un sitio para asear las manos, es recomendable utilizar gel antibacterial.

En vista de que el aumento de los niveles de estrés nos hace propensos a sufrir una sinusitis lo más apropiado es llevar una vida en calma y realizar actividades que nos permitan mantener el equilibrio energético como el yoga y la meditación. También es relevante el descanso, pues dormir la cantidad de horas necesarias es imprescindible para mantener activo y alto el sistema inmunológico.

En cuanto a nuestra alimentación, lo más adecuado es reducir las grasas y carnes rojas, los cuales podemos sustituir por aceite de oliva y pescado. Además es importante consumir frutas, verduras, granos y vegetales ricos en vitaminas y minerales que ayudan a robustecer nuestro sistema inmunológico.

Si practicas algún tipo de actividad acuática tanto en piscinas, estanques o playas es relevante observar el estado en el que se encuentra el agua antes de introducirte en ella. De igual forma, si llevas a cabo alguna práctica de altura toma las previsiones para evitar que el aire contaminado afecte tus vías respiratorias altas.

Más información sobre cómo prevenir la sinusitis

 

Recomendación para saber cómo combatir la sinusitis

Como ves, es muy amplia la variedad de cómo aliviar la sinusitis la mayoría naturales que puedes utilizar para prevenir y combatir los desagradables síntomas de la sinusitis.

Sin embargo, en los casos donde los síntomas se extiendan más de dos semanas y no se observen mejorías considerables, o cuando sea muy recurrente la aparición de los síntomas; es recomendable que acudas a una evaluación médica, ya que el médico al revisarte, determinará si debes o no continuar con la aplicación de estos remedios caseros o si en cambio, requieres un tratamiento médico más fuerte y prolongado.

Vídeo sobre Remedios Naturales Para la Sinusitis 

Ante cualquier problema de salud o en caso de necesitar consejo, debes acudir a un profesional médico. La información de este blog es complementaria y no debe ser tomada como asesoramiento profesional.

Referencias

Remedios Caseros Para Quitar la Sinusitis Rápidamente
4 (80.6%) 168 votes

Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin